Sorpresa de chocolate


Nuestros protagonistas, Paulina y Francis, se dieron el sí quiero en nuestro hotel el 10 de junio rodeados de familia y amigos. Una ocasión muy especial, pues en los últimos años se han visto en contadas ocasiones porque decidieron emprender su aventura de amor en Londres.

Fue en la capital británica donde Francis le pidió a Paulina que sellaran su amor en la ciudad del azahar y fue así que juntos comenzaron a imaginar como sería su boda de ensueño. Un sueño entre palmeras, con flores de color naranja que resaltaban el precioso traje fusión entre dos culturas, un trío de cuerdas que amenizaría la velada junto a la piscina de hotel donde degustarían una cena con una sorpresa final de chocolate: una delicada bola de chocolate negro con interior de brownie crocante y un cremoso helado de vainilla… ¡Un broche que ningún invitado podía imaginar!

Todo un lujo haber formar parte de esta boda. ¡Esperamos que seáis muy felices y que la vida os depare muchas sorpresas tan dulces como ésta!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *