Sí quiero…


El pasado 30 de junio Rocío y Antonio se dieron el sí quiero en los jardines de nuestro hotel. El novio nos ha mandado unas palabras que quiere dedicar a Rocío:

“Fue un día 12 de octubre de 2012 cuando nos conocimos, una tarde esplendorosa Día de la Hispanidad, el destino me tenía reservado en tan importante día en el que me siento más patriota que nunca, conocer a la que ahora es la mujer de mi vida. Después de 18 años de mi divorcio, por un camino solitario y errante, en el que se cruzaron por mi vida algunas personas sin llegar a buen puerto y con la consiguiente desilusión, jamás pensé que a mis 52 años podría llegar a mi vida alguien tan importante, una mujer, con valores tan arraigados e importantes que hizo temblar mis cimientos y aflorar mis sentimientos.

Ella es todo humildad, honesta, valiente, implicada, sacrificada y sobre todo LEAL, con mayúscula, poseer este alto valor es el mayor honor a lo que puede aspirar un militar y ella es puro ejemplo de ello. Me enamoré de ella y le propuse lo que siempre juré no hacer jamás… le pedí que se casase conmigo. Quería con ese acto solemne diferenciar de las demás personas que habían pasado por mi vida, ella es la elegida, ahora es la compañera con la que quiero compartir esta recta final del camino. Rocío entra en mi vida por la puerta grande, con todos los privilegios que se merece e intentaré siempre su felicidad y la de sus hijos que son parte indivisible de ella.

Gracias a Rocío, sus hijos y a mi hijo Álvaro, he podido recuperar la felicidad.”

Antonio.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *