Oriente viaja hasta nuestro hotel


Ya son varias bodas chinas las que se han celebrado en nuestro hotel, pero en este caso, Luis, hermano de Juan Carlos (que se casó el 1 de octubre de 2014) es quien tres años más tarde decide dar el sí quiero a Verónica.

La pedida de mano tuvo lugar en los jardines de nuestro hotel, hace justo un año, cuando tenía lugar la boda de su mejor amigo.

China es un país que ha conservado su identidad y donde las tradiciones aún se respetan. Pero en los tiempos que corren las parejas que deciden casarse fuera de su país escogen un modelo de boda más occidental, aunque respetando ciertas costumbres y sin perder nunca el aire de romanticismo, compromiso y unión que el acto en sí representa.

Así lo demostraron Luis y Verónica, nombres occidentales para 林晓鹏 y 陈圆圆.  

Quisieron celebrar una ceremonia civil en los jardines a las 14.00 h, de estilo totalmente occidental, decorada con globos y alfombra de pétalos blancos. Se dijeron los votos matrimoniales entre los sollozos que salían por la emoción del momento.

 

Tras la ceremonia se marcharon a un restaurante chino a comer fuera del hotel, volviendo sobre las 18.00 h a descansar un rato antes del comienzo del cóctel a las 21.00 h.

Más tarde, a las 22.00 h comenzaba la cena en nuestros salones Mallorca e Ibiza.

El salón estaba decorado con globos y una gran alfombra roja cubierta de pétalos blancos que atravesaba toda la sala para terminar en un escenario rodeado de un arco de flores, delante de la cascada de agua iluminada.

La velada, amenizada por un speaker, continuó hasta las 4:00 de la madrugada, hora a la que se retiraron los últimos invitados acompañados de Luis, quién brindó con todos su allegados para celebrar este día tan señalado y sobre todo para atraer la buena suerte.  

¿Quién será el próximo en elegir “la fecha afortunada” en nuestro hotel?

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *